Paradigma de progreso vs. Paradigma de la dominación

Declaración por la Ley de Bosque de Córdoba

En la Provincia de Córdoba en particular y en la República Argentina en general, como así también en el resto del mundo, vivimos una gravísima crisis ambiental que se manifiesta permanentemente en extremos picos climáticos. En todos los continentes pasamos de altas olas de calor a intensas olas de frío y de extremas sequías a impresionantes inundaciones a veces en regiones apenas a unos cientos de kilómetros de distancia.

Esta crisis climática, calentamiento global, o como se lo llame, ya no es novedad para nadie. Incluso ya paso de moda hablar de la crisis climática mundial y solo aparece en las noticias cuando algún evento extremo en particular se cobra algunas vidas humanas o destruye los bienes materiales de nuestra civilización. Pasado el momento trágico los seres humanos siguen avanzando con su paradigma de dominación sobre el mundo natural. Justamente esto es lo que pasó en la provincia de Córdoba en Febrero y Marzo del 2015.

La situación en nuestra provincia no solo es extremadamente crítica sino altamente compleja, con múltiples conexiones entre los distintos poderes políticos, económicos, judiciales, policiales y sectores de la sociedad que sin pertenecer específicamente a ninguna de estas castas dan apoyo explicito al “paradigma del progreso”, que nosotros renombramos “paradigma de la dominación”.

Los datos crudos muestran que en la provincia queda apenas un 3% del bosque nativo. Es la provincia con la mayor tasa anual de deforestación. La expansión urbana de Córdoba Capital avanza aceleradamente sin límites transformando en barrios periféricos lo que antes eran pueblos serranos. Las ciudades y pueblos de la pampa agrícola extienden su infraestructura y cultivos principalmente transgénicos y con agro tóxicos varios (como el Glifosato recientemente declarado cancerígeno por la OMS). Las ganancias de estos negocios contaminantes se invierten en emprendimientos inmobiliarios principalmente en las sierras de Córdoba que no son aptas para la siembra. Se abren caminos, se desvían arroyos, se tapan vertientes, se perforan cientos de pozos de agua, se construyen mega proyectos con canchas de golf, sin tratamientos cloacales ni de residuos, se foresta con especies foráneas como pinos, álamos, siempre verde, etc que van matando el poco bosque nativo que los emprendimientos no sacaron con sus topadoras. Sumando a esto, el excesivo pastoreo de ganado vacuno y otros en las zonas altas de las sierras, ganado que se fue trasladando de las zonas llanas y que en las sierras degrada el suelo compactándolo, provocando deslizamiento de tierras por falta de infiltración del agua y vegetación que retengan lluvias y suelo.

En los pueblos agrícolas la situación es alarmante, la cantidad de agroquímicos utilizados está enfermando y matando cada vez más aceleradamente a la población además de contaminar las napas de agua y la tierra por largos años. Esta el caso testigo del pueblo Monte Maíz, donde el mismo intendente pidió un estudio a la Universidad Nacional de Córdoba debido a que se habían multiplicado por cinco los caso de cáncer, además de otras enfermedades relacionadas, deficiencias respiratorias, renales, dérmicas, oculares, etc. Este detallado estudio multidisciplinario de la UNC demostró que la causa de las enfermedades son los agroquímicos utilizados en la producción agrícola.

En la ciudad y el Gran Córdoba no están mucho mejor, los vecinos de la empresa PORTA denuncian gravísimos problemas de salud por los gases que emanan de la fábrica, los vecinos de Bower resisten la instalación de un mega basural que contaminará gran parte de la red de agua de Córdoba, las madres de Barrio Ituzaingó denunciaron durante años las fumigaciones ilegales consiguiendo un fallo en la justicia en su favor, los vecinos de Malvinas Argentinas impiden la instalación de una mega planta contaminante de la empresa Monsanto, el pasado año exploto una planta química en plena ciudad, además de la existencia en un barrio populoso de DIOXITEK una planta de enriquecimiento de uranio, que no saben adónde trasladarla por temor a la contaminación que podría producir el solo traslado. Datos de los hospitales públicos dicen que en la ciudad 7 de cada 10 niños tienen agroquímicos en sangre.

En estos pocos últimos años hemos sufrido sequía, incendios forestales, inundaciones, tormentas de tierra que produjeron varias muertos en las rutas, aludes y desmoronamientos, hasta los últimos y gravísimos acontecimientos de Febrero y Marzo de 2015, donde hubo varios muertos, más de 11 puentes destruidos, decenas de rutas cortadas, cientos de viviendas destruidas, miles de damnificados, etc, etc, etc. Numerosos estudios tanto previos como posteriores demuestran que la causa de estos trágicos eventos se encuentra en la excesiva desforestación y desmonte, tanto en las zonas serranas como en las llanas, en los suburbios de las diferentes ciudades o en los pueblos del interior. Por estos hechos ya la han iniciado una causa penal por estrago culposo al Gobernador de Córdoba (30 de marzo 2015).

En el año 2010 se presentó un proyecto de “Ley de Protección del Bosque Nativo” que se redactó a través del trabajo de la COTBN (Comisión de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo) en conjunto con numerosas organizaciones. Sin embargo el gobierno de Córdoba aprobó de sorpresa una contra ley (N° 9814) que a pesar de su nombre dejaba desprotegido al Bosque Nativo. “La Ley del Desmonte”, como se la conoce popularmente, está vigente en la provincia de Córdoba pese a no acordar con la “Ley de Bosques Nacional” y la Constitución Nacional. Esta Ley junto a otras leyes inconstitucionales de Córdoba, como el Código de Faltas (N° 8431), La Tasa Vial (N° 10081), el Pago Diferido a Jubilados (N° 10078), etc. colocan a nuestra provincia en un marco jurídico que habilita al estado provincial a violar derechos básicos que ampara la Constitución Nacional.

No es por desconocimiento que estas leyes están vigentes, son parte del instrumento jurídico necesario para llevar adelante el plan concreto del control total del territorio provincial. Otras leyes y actos del gobierno sirven al mismo propósito, la Ley de Tierras (n*9150), el IPLAN, el Plan de Manejo del Fuego, el desmantelamiento en julio del 2012 del Área de Control Satelital de la Secretaría de Ambiente (que monitoreaba la desforestación con imágenes satelitales), la reducción de la Secretaría de Recursos Hídricos, el escándalo de la mega causa del Registro de la Propiedad, donde se apropiaban de miles de hectáreas de manera fraudulenta falsificando papeles metódicamente con medios y certificaciones oficiales.

Parece que Córdoba tiene su propia Ley y que la Constitución Nacional no tiene plena vigencia en nuestra provincia.

Nosotros bregamos por, pedimos y exigimos:
– La adecuación de la legislación cordobesa a la Constitución Nacional.
– La derogación inmediata de todas las leyes que no se adecuen a la Constitución Nacional.
– La sanción de las leyes logradas a través de la participación ciudadana con consenso (como el trabajo de la COTBN).
– La derogación de la actual Ley de Bosques (N° 9814)
– La derogación del Código de Faltas Provincial (N° 8431)

POR EL DERECHO AL MUNDO NATURAL
POR LA ABOLICIÓN DEL PARADIGMA DE LA DOMINACIÓN
A.P.D.H. Delegación Capilla del Monte

Author Description

viejoverde

No comments yet.

Join the Conversation